PERSÉFONE


Perséfone vive en ese cuadrante multidimensional en el que se encuentra mi oficina, es el único affaire que me ha permitido tener mi esposa, debo agregar que no ha sido un acuerdo hablado sino más bien tácito, ella me permite embelesarme con la agresiva belleza de Perséfone y yo me mantengo platónico ante la escultura imaginando la fantasiosa realidad en la que vive este anterior tronco de algún olvidado árbol y ahora es más que una obra de arte, es una expresión de vida.

PERSÉFONE

Guillermo Colmenero, el autor de esta bella obra ejecutada completamente con motosierra, dejó grabada su firma para rematar el trabajo, a pesar de la marca de su Padre Perséfone se niega a irse de aquí, aunque ha estado siempre en préstamo se ha adueñado del lugar.

GUILLERMO COLMENERO, SU AUTOR

Por las noches imagino que Perséfone, de quien no se pronunciaba su nombre por ser la reina del inframundo, la esposa a fuerzas de Hades, la raptada y cautiva, la desposeída y casada con su padre, la mitológica y la de madera, cobra vida y se pasea por mi oficina, se permite materializarse e invita a las demás obras a cobrar vida y salirse de los cuadros.

ELLA

Cuando no estamos, estoy seguro de que Perséfone se adueña del lugar y lo convierte en una sucursal del inframundo, invita a los participantes del caldo orgánico al óleo de Patricia G. Santiago a que sigan con su orgía en los sillones centrales frente a las cámaras de seguridad, casi casi me imagino como es que saca de su cuadro a la acuarela de Gibrán Mancisidor a la musa maravillosa pelirroja que vive ahí dentro, del Chacalall que se encuentra al fondo ni hablemos porque a ese si lo deja que viva impreso en una dimensión para que no haga más destrozos.

Dicen que un pedazo de mi alma se encuentra en ese cuadro.

Perséfone todas las noches lava con fuego fatuo esta sucursal del infierno, la purifica y la deja en paz, no son pocas las mañanas que la he encontrado inexplicablemente fuera de su lugar…

EPICENTRO DEL INFRAMUNDO

Perséfone vive de día y de noche, cuando cae la luz sus viejas coyunturas se relajan, cuando el sol se encuentra iluminando ella sólo observa, nos observa sin juzgarnos, nos escucha y rie mientras le susurra nuestros destinos a Dios y al Diablo.

Un comentario sobre “PERSÉFONE

  1. Con esta lectura de la metáfora, epístola, drama,tragicomedia, fantasía, erótica, sensual , me quedo pensando que todos los varones tenemos algún objeto , si no es que varios para inspirarnos a escribir, de muchos temas, desde las fantasías y ciencia ficción, pasando por la política, los sucesos cotidianos, el arte de cocinar, tips de arreglos en casa, etcétera. He dejado algo abandonado mi blog, siento es momento de abrirme un espacio y tiempo en ponerle atención y escribir. Saludos espero que el duende que habita dentro del carbonivoro, no se le ocurra algún día hacer leña de Perséfone.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s