El peor albañil del mundo en Torreón Jardín.


El día que empezó el tandeo de agua en la colonia Torreón Jardín fue el día que nos mudamos a una hermosa casa de una planta con cochera para dos autos medianos.

Al llegar no sabíamos a que nos enfrentábamos como creo que ninguno de los vecinos de esta bonita colonia. De suyo una mudanza requiere esfuerzo y dinero, tiempo (que nunca sobra) paciencia y mucho, muchísmo trabajo lleno de esperanza y alegría por un nuevo comienzo, una nueva etapa que todos en casa compartimos con entusiasmo.

Al departamento en el que vivimos anteriormente le agregamos un enorme tapiz en la sala comedor, sustituimos todas las luces por LED, instalamos una solución de gas que hacía falta, desayunadores, entrepaños, decoración, impermeabilización, hasta los aires lavados cambiamos y eso fue lo único en lo que fuimos michas con el dueño a cuenta de renta, es decir, a ese departamento le invertí arriba de 60,000 pesos en los años que estuve ahí porque era el lugar en donde vivía y trato de vivir de la mejor manera posible, no con lujos pero si lo más agradable para mí y los mios.

Con esa actitud llegué a la nueva casa, sin embargo pronto nos dimos cuenta de que el agua sería un problema enorme que sólo se solucionaría con la instalación de una cisterna cercana a la red.

Verás, el problema de Torreón Jardín, según lo que yo entiendo, es que los pozos se abatieron y el agua se acabó, al suceder esto muchos de los colonos instalaron bombas succionadoras para abastecerse de agua rápidamente, sin embargo esto no es ni legal ni ético ya que dichas bombas impiden que llegue el agua con la presión necesaria a toda la red. Otro problema es la ignorancia de muchos que aún mantienen amplios jardines regados con agua blanca sin soslayar que mucha gente aquí estaba acostumbrada a tener tanta presión que no fuera necesaria la instalación de un tinaco o de un equipo hidroneumático.

Por otra parte la red es un circuito que se conecta con cada una de las casas de la colonia, por lo tanto el agua no llega a la misma hora a todos los hogares, dependiendo de tu ubicación en la red tardará más o menos en llegar agua a tu casa.

En nuestro caso contábamos con un tinaco de 450 litros de capacidad al fondo de la casa, completamente alejado de la red, además se encontraba sobre el piso y no bajo tierra, tomando en cuenta que la casa tiene una ligera elevación hacia su interior lo que sucedía es que el agua nunca llenaba nuestro pequeño tinaco.

Al hablar con los dueños de la casa amablemente nos apoyaron para instalar un tinaco de capacidad superior para asegurar el abastecimiento del vital líquido, debo agregar que hemos sustituído las regaderas por un modelo ahorrador, procuramos lavar ropa de manera inteligente juntando cargas grandes y ahorrando lo más posible el agua en sanitarios, lavado de trastes y regado de plantas y árboles, el jardín lo hemos dejado morir para, tal vez en el futuro dejar sólamente dos huecos de riego para los dos árboles que componen la fachada del predio.

Desde pequeño he caminado y aprendido de albañiles, yeseros, fontaneros, trabajadores de todo tipo en el ámbito de la construcción ya que mi madre siempre se encargó de hacerla de contratista y una muy buena y eficiente, debo agregar. En lo personal tengo noción de cómo se hacen las obras y por lo general no me hacen pendejo, sin embargo para trabajar con albañiles se necesita tiempo y paciencia, dos recursos que no tengo y que no quiero tener, por eso siempre trabajo con contratistas, personas que hacen corajes en vez de uno, que batallan con los borrachos, los crudos, los impuntuales, los rateros que a un profano de la construcción como yo le terminan de llenar el hígado de piedritas.

Sugerí que para la cisterna se contratara a un contratista serio y bien hecho que en menos de 3 días tendría la obra terminada por una cantidad razonable, sin embargo todos tenemos nuestros equipos y gente de nuestra predilección para trabajar y finalmente se decidió que un albañil haría toda la obra por un costo superior al del contratista, lo bueno: no me iba a costar nada, lo malo: que no lo conocía y no era de mi confianza.

José empezó a trabajar la semana pasada, hace ya 8 días, el sábado no terminó, las conexiones de las tuberías son de mala calidad, la obra civil está hecha con las patas, no vació la cimbra para tapar la cisterna, mi casa lleva llena de tierra, basura, escombro y cumbias todo el puto día todos estos días, faltó el lunes, ayer llegó a las 9 am, no terminó nada, por poco quema el hidroneumático, tuvieron que venir a ayudarle para que lograra no dejarnos ayer sin agua y hoy, nuevamente, está a punto de morir de alguna extraña enfermedad que no tiene nombre mejor conocida como hueva o cruda y me llama para decirme que hoy tampoco podrá venir…sobra decir que lo que cobró ya se le pagó mas 2,000 pesos que ya le metí yo de mi bolsa.

Decidí marcarle a mi contratista y pagarle lo que me cobre en vez de lidiar con un tipo que simplemente no sabe lo que hace, lo hubiera hecho hace tiempo, lo hubiera hecho desde el principio, me hubiera ahorrado muchos corajes y hubiera podido ir a trabajar lunes, martes y hoy, que estoy secuestrado en mi casa/zona de guerra en día de pago de nómina, cierre de mes, entrega de cuentas y yo aquí de contratista en la casa por la que pago una nada despreciable renta.

Llegué con esperanza y con ganas de meterle trabajo y buen gusto a esta casa, esa esperanza se está convirtiendo rapidamente en malestar.

A José le llamé para avisarle que sus cosas se encontraban en la vía pública y que si no pasaba por ellas alguien (ya que el estaba practicamente en el lecho de muerte) yo no me hacía responsable y ¿que crees? sucedió un milagro, José llegó 15 minutos después en su bicicleta sin síntoma alguno de malestar, me dijo: ¿pues qué pasó, Patrón? contrariado por mi decisión de no permitirle la entrada a mi casa nunca más, a lo que le respondí: “Nada, que ya no quiero verlo por aquí…Patrón”.

Pinche José.

Las conexiones son de mala calidad
Aunque no le costaba hacer una obra civil cuadrada, decidió ahorrarse material e hizo esta porquería…
Le sobró esto, se lo iba a llevar ya que las varillas no sirven, están cortadas más chicas de lo que se requiere para la cimbra…
A pesar de que pactamos que se llevaría todo no fué así, el material lop tiene afuera y la tierra que sacó de la cisterna me cobró que se la llevaran 1500 pesos
Anuncios

2 comentarios sobre “El peor albañil del mundo en Torreón Jardín.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s