Nosotros…los demás.


La clase política actual se debate entre un pasado autoritario y un futuro desconcertante. Pareciera ser que las agallas de toda una generación se quedaron guardadas en el mismo archivero en donde se quedaron la nobleza, el carácter y la honradez.

Vivo y respiro política desde que tengo uso de razón, y mi razón la uso desde muy pequeño, a lo largo de mis cuarenta años he visto a muchas y a muchos ir y venir en este torbellino que ha sido la vida política nacional y he podido encontrar lo siguiente:

1.- Nuestros políticos ya no caminan nuestras calles, es común verlos dentro de vehículos blindados que los aislan de una realidad compartida por miles de hombres y mujeres que entendemos la vida de una manera muy diferente a como la entienden ellos.

2.- Nuestros políticos ya no escuchan otra voz que no sea la suya, extravían el camino en sus laberínticos monólogos cuyo único fin es el de enmarcar la propia voz en el eco del egocentrismo barato, superfluo, inocuo.

3.- Nuestros políticos ya no hacen política, en cambio tuitean, feisbuquean, instagramean, publican sus posturas, sus ideas, quejas e iniciativas al instante y sin pensar.

4.- Nuestros políticos ya no tienen imaginación haciendo las mismas campañas de siempre, sonriendo en tiempos de ganar votos y mostrando la cara opuesta cuando ya están en la silla (aunque esté rota), han perdido el valor de decir la verdad aunque esta no sea agradable.

5.- Nuestros políticos no se toman tiempo para pensar, para hablar, para planear, para escuchar, en pocas palabras… ¡no se toman el tiempo para hacer política!

6.- Nuestros políticos siguen pensando que la opinión pública es algo que pueden moldear coptando, comprando, corrompiendo a los medios de comunicación en una era en donde todo se ve y en donde todo se sabe.

7.- Nuestros políticos siguen promoviendo y apoyando a pseudo líderes de la sociedad civil, simuladores de cuello blanco, holgazanes de cafetería, mentirosos profesionales, vividores de la calumnia, vergüenza y síntoma de una sociedad que tolera a quienes no conocen la dignidad.

8.- Nuestros políticos ya no honran la palabra, no la conocen, se ha desvirtuado el valor del compromiso, del acuerdo, del trato entre hombres y mujeres de bien para ser sustituido por la mentira y el engaño, por la ignominia y el insulto, creen que todos compartimos su… condición.

9.- Nuestros políticos no leen, no estudian, no se informan ni tienen una pizca de curiosidad por lo que está sucediendo en el mundo, por eso la mayoría de los políticos, jóvenes o viejos, parecen ancianos.

10.- Nuestros políticos son nuestro espejo, son nuestro problema, por eso tenemos que hacer política nosotros… los demás.

Que conste, sobre aviso no hay engaño.

Anuncios

Un comentario sobre “Nosotros…los demás.

Responder a ana laura bernal Cancelar respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s