La Era Digital trajo consigo un nuevo mercado, una industria carente de ética y una competencia feroz que en el menor de los casos ha ocasionado que la ignorancia y el desdén por un tema de suma importancia no sea tocado por los medios de comunicación y las masas en general.

En enero de 2018 Facebook perdió la inocencia y nos mostró, con el escándalo Cambridge-Analytica la otra cara de las redes sociales. El sueño de tener una aldea global se ha desdibujado para glorificar al individuo encapsulándole desde su nacimiento en un ecosistema plagado de aplicaciones, juegos, sonidos y estímulos que dificultan bajar lo que yo ubico como ruido mental.

Por esa razón muchos medios tradicionales de comunicación, que no han encontrado del todo como recuperar la ya perdida rebanada del pastel que les tocaba y que ahora tienen que compartir con el mundo digital, suelen invitar a expertos en redes sociales que bien pueden decir una verdad a medias o verdaderas barbaridades.

Considero que en el tema de la comunicación digital y la nueva era digital (que toma una velocidad acelerada) son objeto de constante estudio para múltiples áreas del conocimiento, sin embargo hemos fallado en establecer un sentido de urgencia. Por eso les voy a platicar del Center for Humane Technology, creado por “Los renegados de Sillicon Valley que ahora quieren frenar a las tecnológicas”  quienes buscan generar conciencia sobre el uso y abuso del smartphone y los gadgets hoy en día y su impacto negativo en nuestra vida diaria, en nuestras relaciones interpersonales, nuestra salud mental y el desarrollo de las nuevas generaciones.

Para quienes deseeen ahondar en el tema he dejado en el párrafo anterior liga tanto al Centro como al artículo de El País, pero para quienes no deseen entrar al sitio me di a la tarea de investigar la presencia de este Centro, las carreras de cada uno de quienes conforman dicha institución, el enfoque del problema y su disección y las recomendaciones que hacen.

“NUESTRA SOCIEDAD ESTÁ SIENDO SECUESTRADA POR LA TECNOLOGÍA. Lo que comenzó como una carrera para monetizar nuestra atención está erosionando los pilares de nuestra sociedad: la salud mental, la democracia, las relaciones sociales y NUESTROS HIJOS.”

Esto es lo primero que lees al entrar al sitio en donde te explican 4 razones por las que los seres humanos no estamos logrando adaptarnos de manera exitosa a la Era Digital como lo hicimos con el surgimiento de la radio, la televisión, la tecnología satelital u otros hitos en la historia de la comunicación y sus medios:

  1. Nunca antes ningún medio como las redes sociales han utilizado super computadoras para mantener nuestra atención en la pantalla buscando constantemente el contenido perfecto para que nosotros sigamos compartiendo, viendo, opinando, calificando o simplemente navegando horas y horas sin parar.
  2. Ningún otro medio de comunicación como las redes sociales digitales mezclan y analizan los pensamientos de 2 billones de personas 24/7, 150 veces al día desde que despertamos hasta que nos dormimos.
  3. Ningún otro medio de comunicación ha redefinidio la forma en como nos vemos a nosotros mismos, en como nos valoramos y como percibimos que el otro nos valora o nos aprecia.
  4. Ningún otro medio de comunicación que no sean las redes sociales digitales escrutina detenidamente cada click, cada cosa que decimos, a donde vamos, que adquirimos, que nos gusta ejerciendo una influencia sin control sobre nuestras futuras decisiones.

Por esa razón el mismo Centro ha publicado 9 recomendaciones para recuperar el control sobre nuestros dispositivos, sobre nuestras vidas y prevenir un futuro de aislamiento y desolación a las futuras generaciones, el problema es real, la catástrofe puede ser manejable.

  1. Apaga todas las notificaciones que no sean generadas por gente sino por los algoritmos. Las notificaciones son los pequeños puntos rojos que aparecen en las esquinas de las apps para llamar nuestra atención. En lo personal he decidido apagar TODAS las notificaciones para yo decidir responsablemente el ritmo de información que me llega y no dejar esa decisión al smartphone.
  2. Ajusta tu pantalla a escala de grises ya que cada vez que nosotros desbloqueamos nuestro celular nuestro cerebro recibe pequeños y agradables estímulos de múltiples colores que nos condicionan a estar checando a cada rato nuestro gadget, irse en grises ayuda a algunos usuarios a revisar su celular menos.
  3. Trata de que tu pantalla inicial cuente con aplicaciones que sean herramientas como calendario, notas, teléfono, etc., y deja las apps sociales en una segunda pantalla o agrupadas para que no sea lo primero que veas.
  4. En vez de abrir una app con tocarla, intenta escribir su nombre en búsquedas, esto ocasionará que al estar escribiendo le des tiempo a tu cerebro de pensar: ¿realmente quiero abrir esta app? en IOS apaga la opción de Sugerencias de SIRI.
  5. Compra un despertador tradicional y carga tu celular fuera de tu habitación o al menos lejos de tu cama, así evitarás checar tu gadget inmediatamente después de despertar.
  6. Ocasiónate el Síndrome de Abstinencia de las redes sociales, si de verdad quieres tomar control elimina las redes sociales de tu celular. Así de sencillo. Utilízalas en tu computadora pero no en el cel.
  7. Manda mensajes de voz en vez de texto, se ha demostrado que mientras la voz es rica en tonalidades y menos vulnerable de malinterpretar, los mensajes escritos pueden erosionar nuestras relaciones más cercanas, incluso con la pareja.
  8. Usa reacciones rápidas en vez de textear.
  9. Instala una de las apps que recomienda dicho Centro para que te ayuden a llevar un registro, mejor entendimiento y control de tu tiempo en pantalla.

El futuro depende de nosotros y de asumirnos responsables por el contenido que consumimos, por el tiempo en pantalla que pasamos, por las consecuencias físicas y psicológicas de nuestros malos hábitos. El inspirar a las siguientes generaciones a diseñar humana y éticamente las futuras apps, el aplicar presión política para que los gobiernos pugnen porque las compañías de tecnología diseñen de manera humana tomando en cuenta el costo de nuestra atención, el crear un despertar cultural informando a la población cuales apps monetizan con nuestra atención y la de nuestros hijos dañando nuestras mentes y cuales apps nos dan un beneficio real y el contactar a quienes diseñan, crean, programan y se encuentran involucrados en esta industria para que se diseñen modelos de negocios no basados en la extracción de nuestros datos y nuestra atención son cuatro ejes de acción de los que habla dicho Centro.

Por último, nuestros estados de ánimo ya dependen del tiempo que le dediquemos a las apps, por ejemplo, si invierto menos de 20 minutos en Facebook la experiencia será grata, en cambio si estoy más de una hora en dicha red social mi experiencia será negativa y asociada con infelicidad. ¿Quieres saber más? Checa esto

Si encontraste interesante este artículo te agradezco que lo compartas con todos tus contactos, hagamos conciencia.

 

 

 

 

 

Anuncios