La noticia nos llegó a ambos de manera diferente. Esa mañana teníamos agendada una cita muy temprano con un cliente al que le dedicamos nuestro tiempo y atención y en uno de los espacios libres que tuve para checar los pendientes que abundan por los diferentes medios digitales de comunicación, ya sean redes sociales o chats fue cuando nos llegó el video. Quien lo envió es un cercano y querido amigo de ambos y lo acompañaba con una frase que decía más o menos lo siguiente: “para que lo veas ahora que eres Maestro”, confiado comencé a ver esperando un típico caso de bullying.

Entonces llegó la violencia…

inexplicable

        inhumana

                     terrible

Después de la exposición al video ambos tomamos posturas diferentes sobre la noticia: Jorge la de guardar silencio absoluto en redes, Gaby lo contrario: pidió información, preguntó mediante varios medios a Psicólogos, Neurólogos, Médicos, Educadores y Especialistas en diversas áreas para poder tener algo, un punto de partida mediante el cual se pudiera generar una postura que aportara de manera breve pero concisa un intento de respuesta a las múltiples interrogantes que nos dejó la tragedia regiomontana, la tragedia nacional.

En este resumen intentamos tocar un sinfín de temas que explican de manera general el fenómeno, lo que sigue intenta ser una guía para madres y padres, tutores y maestros, producto preliminar de la colaboración de expertas y expertos a quienes intentar agradecer sería riesgoso por el peligro de omitir a alguna o a alguno, sin embargo lo que importa es difundir, educar, comunicar y, sobretodo, prevenir.

Ubicamos 4 ángulos generales que nos dan tonalidades de la realidad mexicana y global en lo que ambos hemos llamado “el oscurantismo de la Era Digital”.

Psicológico

  • Baja tolerancia a la frustración. Nuestros hijos demandan todo de inmediato, la recompensa y la adicción a la dopamina domina ya sus cortas vidas.
  • Mal manejo de los impulsos. Generado en parte a la niñera digital en la que se han convertido los múltiples gadgets.
  • Poca capacidad para soportar adversidades y seguir luchando. En un mundo en donde no se les ha enseñado el concepto de “Game Over” la necesaria derrota que enseña y que forja no existe, solamente el seguir jugando hasta la muerte en algunos casos.

Religioso

  • Falta de Fe. La importancia en la vida de muchas personas del dogma y de un sistema de creencias es muy trascendente.
  • Falta de sentido de transcendencia. A las preguntas fundamentales los dogmas brindan respuestas que satisfacen y permiten a muchas y muchos enriquecer sus vidas.

Sociológico

  • Malos modelos sociales de la televisión, del internet, videojuegos. El contenido basura, el morbo, el sexo y la violencia venden y los medios tradicionales de comunicación, en crisis, hacen eco de notas alarmantes y sin sentido.
  • Mala conciencia social en casa, escuela y sociedad. Falta de empatía, ausencia de conciencia social, miopía que no permite vislumbrar la trascendencia de nuestros actos en el futuro y para las generaciones que vienen.

Médico

  • Cambios bioquímicos que favorecen la depresión y pueden ocasionar el suicidio. A esto sumemos una cultura que niega la existencia del stress como una enfermedad que puede ser mortal, que ignora casi absolutamente todo lo que se puede y debe decir sobre la ansiedad y la depresión, entre otros padecimientos.

¿Cómo te explicamos?

Vivimos en una sociedad con menos tolerancia y empatía, en donde tanto padres como madres justificamos cada vez más reacciones agresivas y actos de violencia y no generamos acciones de armonía. A un menor al que se le permite y se le justifica lastimar a un semejante le será difícil tener un cargo de conciencia, lo que podría facilitarle privar de la vida a otro.

Cada vez son más los casos de padres que interceden por sus hijos cuando se les asigna trabajar con un compañero que no es aceptado por el grupo de mamás de poder del salón, ¿quienes son las mamás de poder? el grupo de madres de familia que repiten en la edad adulta los mismos patrones que en la infancia, pre adolescencia y adolescencia, estableciendo una agenda y discriminando en muchos casos a una o uno de las niñas o niños del grupo de salón de clases. Estos niños que no son aceptados tampoco son invitados a los cumpleaños y actividades extra académicas, prefieren no invitarlos a casa después de clases y por lo tanto es justificable que muchos menores no los prefieran como amigos y se sientan enojados cuando se les asignan en el grupo de trabajo. La empatía empieza en casa y se refuerza solo con nuestro ejemplo, debemos ser incluyentes y tolerantes y revisar nuestro concepto de igualdad y de equidad.

Hablar sin censura ni prudencia delante de nuestros hijos sobre los temas que nos aquejan como adultos establecerá las bases del círculo vicioso en el que el mexicano se convierte en su peor enemigo, tratando de diferenciarse del resto y sintiendo que es superior a los demás, los adjetivos para ejemplificar sobran, tu los conoces muy bien y los has usado en alguna ocasión en tu vida cotidiana.

No esperemos como padres y madres conductas diferentes en nuestros hijos de las que hemos enseñado a ellas y a ellos con nuestro ejemplo.

La empatía empieza en casa.

Necesitamos cultivar el corazón en nuestros hijos hacia los demás y no sólo hacia ellos mismos. Pregunta a tus hijos como se sienten, que necesitan y que puedes hacer para hacerlos sentir mejor. Sabemos que el día a día puede ser agobiante y son tantas cosas las que tenemos que hacer en tan poco tiempo que ignorar a nuestros hijos no es algo que hagamos adrede pero aún así las consecuencias de nuestra omisión pueden ser irreversibles. Baja el celular cuando te hablan, velos a los ojos, siéntate o ponte de rodillas para que puedas hablar a su nivel y generar empatía ya que ésta empieza en casa, abre los canales de comunicación y refuérzalos lo más seguido que puedas.

A las maestras, los maestros y guías toca también transmitir seguridad en los alumnos y a abrir dichos canales de comunicación, el operativo mochila debe empezar en casa pero no estamos exentas ni exentos de hacerlo también dentro del salón de clases.

En las charlas que hemos tenido con grupos de niños pequeños, adolescentes y adultos hemos escuchado frases como éstas en grupos de niñas y niños de entre 6 y 8 años:

  • En las noches uno de los animales de Five Night´s at Freddy´s puede salir y matarte mientras está apagado el juego. (El juego es recomendable para individuos mayores de 12 años con supervisión de los padres)
  • Siri secuestra niños. (Los dispositivos con acceso a internet deben ser revisados y restringido el acceso a menores de edad).
  • Detrás de los ojos de Ted hay un hombre viéndote y escuchando todo para hacerte daño. (La imaginación de los niños es desbordada y responden a un fenómeno con una explicación que es producto de la misma).

SI NO DOMINAS LA HERRAMIENTA NO SE LA ENTREGUES A TUS HIJOS.

¿Qué hacemos?

PREVENCIÓN

  1. Vivimos en una era diferente a la que fuimos educados, hoy no aplica decir que el bullying siempre ha existido, nunca como ahora, tan feroz, tan viral y tan deshumanizado, da el verdadero valor a lo que está sucediendo y no subestimes los peligros de la era en la que vives, ya eres padre y/o madre y no hijo o hija.
  2. Tus hijos no son tus amigos, son tus hijos y tu responsabilidad es cuidar de ellos procurando que prevalezcan el respeto mutuo y la armonía.
  3. Afirmar que tus hijos nacieron “sabiéndole” al celular demuestra tu ignorancia y te pone en un peligroso lugar inferior ante ellos, perdiendo la autoridad que la edad y la experiencia te da y dejando de ser un futuro guía en temas fundamentales como las adicciones, el sexo, la violencia y la empatía.
  4. Investiga, la información está ahí afuera, es gratuita y fácilmente accesible, consulta varias fuentes y asegúrate de que estás leyendo contenido de calidad y con sustento.
  5. Lee las políticas y las mejores prácticas, redes como YouTube ofrecen consejos para padres a través de organizaciones sin fines de lucro como Common Sense Media, entre otras.
  6. Establece un acuerdo con tus hijos sobre el uso de los gadgets sin prohibirlos, aclárales que no son de su propiedad pero dales el uso y disfrute de los mismos bajo un sistema sencillo y claro de reglas para utilizarlos, por ejemplo nunca antes de comer o hacer la tarea de la escuela o las tareas de casa.
  7. Establece tareas en casa acordes a su edad y enséñales a vivir emancipados, estamos criando una generación de inútiles que no saben nada sobre economía doméstica.
  8. Tómate tu tiempo y enséñales el valor de la reflexión y del ocio, no hacer nada redunda en seres más imaginativos y productivos en su edad adulta y tiene beneficios que no te imaginas para los padres.
  9. Enseña con el ejemplo, sigue las reglas de casa sobre el uso de celulares y dispositivos y restringe el acceso a internet, una cosa es tener un gadget y otra es que ese gadget tenga acceso a la red.
  10. Sigue tus instintos y enséñales a ellos a hacer lo mismo.

CONTENCIÓN

  1. Limitar la exposición de los niños a las noticias o medios de comunicación.
  2. Hacer un tiempo especial en casa para hablar del tema y responder preguntas. OJO: no antes de dormir porque esto puede ocasionar pesadillas o problemas para dormir recurrentes.
  3. Permitir que el menor nos enseñe que tanta información posee y solo contestar bajo esos términos. Ten cuidado de no dar mas información de la que necesiten.
  4. Los niños y niñas pueden con la verdad a su nivel y en compañía de sus padres.
  5. Motívalos a que te platiquen, algunos niños o niñas pueden ser renuentes al principio para platicar del tema, apóyalos preguntando si se sienten bien en el colegio, si se sienten seguros.
  6. Refuerza los canales de comunicación, con preguntas o ideas sencillas como: sabes que me puedes platicar lo que tu quieras y no me voy a enojar, me encanta platicar contigo, ustedes son mis personas favoritas y me encanta saber que están pensando.
  7. Aterrízalos en la realidad: ¿cada cuanto pasa esto en Torreón? ¿ha pasado antes? ¿en los colegios que tu conoces ha pasado antes? Con esto se darán cuenta que aunque si puede pasar es poco probable que se repita. Cuando los niños son pequeños su pensamiento es aún egocéntrico y pueden empezar a tener miedo y pensar que esto les puede pasar a ellos o a las personas que ellos conocen entonces es importante tranquilizarlos. Recuérdale que su colegio es un lugar seguro y no tiene porque tener miedo.
  8. Se sincero con ellos sobre lo que tu sientes, es importante para ellos saber que no están solos en sus sentimientos.
  9. Valida sus emociones, no las minimices.
  10. Empodera a tus hijos a tomar acción en cuanto a la seguridad en su colegio, motívalos a reportar situaciones específicas como amenazas a ellos o a otros niños y niñas, sugiere y pide al Colegio que se den pláticas de prevención del suicidio, bullying y ciberbullying a padres y madres de familia, al cuerpo docente y a ellas y ellos, esto les ayudará a tener mas claro en que pueden ellos ayudar.

Finalmente ambos queremos que dejes de preocuparte por que algún menor agreda a tus hijos para que te preguntes qué estás haciendo tú desde ahora para evitar que tus hijos o hijas le hagan daño a alguien más…

Anuncios