img_1073-3

  1. Desactiva todas las notificaciones de tu smartphone, si es urgente te llamarán por teléfono, si alguien no tiene tu número de teléfono no es un contacto tan importante para ti. La notificaciones “in app” que aparecen en la esquina de los íconos de tus apps son adictivas, generan la necesidad de estar entrando cada vez más a tu dispositivo e invierten un proceso: yo mando sobre la herramienta y no al revés.
  2. Dedica un tiempo considerable al ocio, gracias a no hacer nada podemos desconectarnos de las preocupaciones y darle oportunidad a nuestra mente y nuestro cuerpo de relajarnos, reubicarnos y prepararnos para la carga diaria de trabajo. Los compromisos sociales en días de descanso o en el tiempo libre después de la jornada laboral no son tiempo de ocio y también pueden interferir negativamente en nuestro tiempo de descanso.
  3. Conócete: ve a terapia, es tan necesario como ir al dentista y tan irresponsable como no ir, todo se puede solucionar a tiempo y con voluntad aunque nadie te garantiza que sea agradable…es necesario.
  4. Nadie sabe lo que gana cuando pierde la vergüenza, en mi caso he descubierto que vivimos en un país en donde resulta extraño ver a un sujeto portar una prenda que es orgullo y símbolo de mexicanidad pero que nadie se atreve a usar: me refiero al gabán o poncho con hilado de sarape que traigo en la foto y que me gusta mucho usar en tiempo de frío.
  5. Mantente al día con la tecnología: si me estás leyendo seguramente perteneces a la Generación X (60´s a 80´s) o eres Millenial (80´s a 00´s) y uno que otro Baby Boomer que tolera mis pendejadas. La tecnología mainstream avanza a un ritmo cuyas bases se encuentran influidas por la Ley de Moore, en el caso de las redes sociales nuestro mundo cambia sustancialmente cada 8 meses. No te quedes atrás.
  6. Conviértete en un consumidor responsable e informado, por las mismas razones tecnológicas es bueno tomar decisiones que impacten positivamente en tu bolsillo, nunca es recomendable adquirir la primer versión de un gadget pero tampoco es bueno quedarse con la primer versión del mismo durante 5 años.
  7. Hazte responsable de tu seguridad, personalidad y reputación online: la información está disponible en todos los portales de las mayores compañías que brindan los servicios de correo, tecnología y redes sociales, siempre hay un apartado de mejores prácticas.
  8. No le regales tecnología a un menor de edad a menos que sepas utilizar el 100% de sus funciones, los smartphones, por ejemplo, los considero cianuro de sodio, si lo sabes manipular es porque te capacitaste en su manejo, si no te capacitaste puedes ocasionarte a ti y los tuyos una catástrofe…y no, no te vas a ver como un papá cool.
  9. Lee en impreso, hay muchas razones para hacerlo…
  10. Participa en las decisiones políticas de tu entorno más en el mundo físico y menos en el mundo virtual, es necesario…es urgente.
Anuncios