Hace tiempo me di cuenta: todos somos emisores y hoy más que nunca, los canales de distribución tradicionales como los grandes medios de comunicación distribuyen basura. Es triste ver como los grandes periódicos de ayer, otrora escuelas reales de periodismo, no hayan entendido la nueva era digital. Creo que el público se está cansando de ver tweets con noticias sobre las nalgas de alguna de las Kardashian que no aportan absolutamente nada a nadie y que mucho menos retornan a los medios una presencia real en sus redes sociales.

Considero que el público está ávido de leer contenidos, opiniones, puntos de vista e interpretaciones de lo que sucede en nuestro mundo, un mundo en donde cada vez es más difícil creerle a los políticos y donde tanto las tendencias como los gustos ya no los definen los grandes monopolios de la televisión o el multimedia sino el cúmulo gigante de gustos y opciones que ahora se nos presenta con mucha mayor calidad que los contenidos insulzos y prefabricados a los que estuvimos expuestos durante tantos años.

Por eso tomé la decisión de llevar este blog a su siguiente etapa evolutiva que es convertirlo en una página web que pudiera ofrecer a ti que me lees no sólo mi punto de vista sino los de varios colaboradores expertos en diferentes temas que son de mi interés (y espero que del tuyo) en pocas palabras El blog de Soli desaparecerá de su versión en wordpress para mudarse a su sitio web cuyo único fin es promover la lectura cómoda, agradable y sin otra regla más que la honestidad de sus autores.

De este cambio escribiré la próxima semana cuando todo esté listo, mientras tanto te pido tu apoyo, como siempre me lo has dado, leyendo y compartiendo este blog preparatorio a lo que viene antes de lo que uno podría esperar.

 

Anuncios