¿Al final de cuentas valió la pena? Cuando termines tu sexenio ¿estarás satisfecho contigo mismo y con tu país? A lo largo de tu astronómica carrera política hasta llegar a ser Presidente seguramente tuviste adversarios a los que claramente venciste, sin embargo ¿se te presentó la oportunidad de ocupar ese cargo como una oportunidad de poder absoluto o de servir de verdad a tu país y a tus conciudadanos? de cambiar las cosas, de transformar, de trascender, de triunfar, de revolucionar, de ser feliz y lograr la felicidad que da el trabajo bien hecho, honesto, maravilloso trabajo con el que día a día muchos de nosotros nos despertamos y que muchos de nosotros desempeñamos con la ilusión de aportar un grano de arena para nuestro entorno, para los nuestros, para nosotros mismos.

Hoy se cumplen 3 años de tu sexenio y nunca en mi vida había visto tanto encono y tanto odio hacia un Presidente de México y créeme, eso me duele porque si te va mal a ti le va mal al país que sigue volcando su fe en un individuo cuando esto es totalmente injusto, sin embargo no se nota que quieras cambiar lo que se tiene que cambiar.

El video de moda es como se te iba a caer la banda presidencial, no evité reír y al instante sentí una profunda pena por ti, me dio lástima tu exposición y como parece que nada te sale bien, con todo y aparato, con todo y derroche, con todo y la censura, con todo y el miedo de tres años represivos a periodistas y medios, de intentar tapar el sol con un dedo. Me molesta mucho sentir lástima por otro ser, considero que es el sentimiento mas triste que se puede experimentar y me molesta que hoy sienta lástima por ti.

Sin embargo soy un hombre que practica la esperanza y no pierdo la esperanza de que llegue el día en que juzgues a tu antecesor como Gobernador por sus abusos, que llegue el día que ofrezcas una disculpa por el monstruoso enriquecimiento, en que limpies tu nombre y levantes la imagen de nuestro presidente, de suyo tan vilipendiada.

No imagino tus noches y tu insomnio cada vez mas aparente, más público, mas desgastante, y como puedas dormir con el cadáver de Paulette bajo la cama, los 43 asesinados, la fuga del chapo, y un sinfín de errores y omisiones que han lacerado y dividido a nuestro país ¿alguna vez amaste México? ¿te emocionó saludar a la bandera en la escuela? ¿cantas con emoción nuestro himno nacional?

Quiero pensar que si, prefiero pensar que si, que tal vez ese súbito gesto precedido por la torpeza de casi dejar caer la banda al rescatarla del suelo habla de un muy olvidado pero vivo aun, amor por tu país y por tu alta investidura, prefiero fijarme en como no dejaste caer la banda presidencial en vez de fijarme en como casi la dejas tocar el piso.

Eres un presidente solo y secuestrado, me parece que así vives, aislado de tu pueblo y aislado del sentido común. No se puede sentir México dentro de la Suburban blindada, ni se puede conocer realmente a la gente cuando llegas con un operativo a cualquier comunidad, si hoy sales a la calle es posible que intenten lincharte, pero también un gesto tuyo de cercanía, de humildad, de derrota pudiera levantarte y darte templanza y firmeza… pero no se si seas así.

Lamento mucho que te haya tocado ser tu en este tiempo, tal vez fuiste feliz alguna vez y llegaste a pensar que siendo Presidente podrías hacer las cosas mejor y solo las has empeorado, tu y tu gabinete, tu y todos nosotros, tu rostro delgado y maquillado es el rostro de México, te veo triste y en tus ojos no hay emoción alguna aunque te reconozco una cosa: no has renunciado, ojalá esto no sea para abusar sino para reivindicarte.

¿Como planeas terminar tu mandato? ¿como va a ser la vida para ti el primer día como expresidente? ¿como planeas trascender y ser recordado? ¿no estás deprimido? ¿no estás asustado?

Te deseo y nos deseo una profunda reflexión y un ejercicio de introspección, te veo y en tu persona veo a tantos actores y detalles de nuestra cotidianidad que dan miedo, da miedo verse en el espejo que representas, da miedo procrastinar, balbucear, equivocarse, no saber que decir, eres la personificación de nuestros miedos: no sabes hablar inglés, has hecho el ridículo en numerosas ocasiones y le has quitado la magia a los momentos, desgraciadamente parece que solo eres un producto cuando deseo creer que tienes empeño e inteligencia, lo que tus antecesores utilizaron a su favor a ti te falta, el ágil maquiavelismo de Salinas, la lejana técnica de Zedillo, lo vernáculo de Fox y lo reaccionario de Calderón son ausentes en tu figura que desde hace muchos meses es utilizada para caricaturizar a nuestro México.

Nuestro México.

Nuestro México.

Aun estás a tiempo…

ENRIQUE.

Anuncios