Hace un momento me aventuré a compartir desde mi cuenta en twitter mi opinión sobre las campañas políticas que hemos visto (o sufrido) en estas semanas, con el afán de analizar estrictamente el impacto y diseño de las mismas me permito entrar en materia:

Enrique Peña Nieto

Su campaña no ha tenido muchos cambios, desde el principio ha planteado un tono positivo y firme, su lema no ha cambiado y se ha centrado en la imagen (que funciona) del candidato, se le percibe como un hombre jóven, decidido, amistoso, empático. Cada spot en cada lugar lo hace ver como si fuera nativo de esa región (en veracruz usa guayabera por ejemplo), y sabe hablarle a la cámara, es tal vez el candidato que mejor se entiende con las cámaras. No ha tenido que hacer muchos cambios o al menos estos no se han notado, toda acción de campaña está enmarcada en los mismos colores, la misma música y la voz de él, no hay personajes secundarios, es decir, la campaña de Peña Nieto se basa en él, aderezado de buena música y buena producción, lo importante no es tanto lo que dice sino que tan bien lo dice y lo dice muy bien. Acaso una crítica a dicha campaña sea lo tradicional y vacío en cuanto a propuestas a largo plazo, sin embargo el objetivo es ganar y la frase “vas a ganar mas por tu trabajo” es contundente. Ha logrado dejar atrás el fiasco en la Feria del Libro.

Josefina Vázquez Mota

Hizo una extraordinaria campaña interna y la peor campaña presidencial en décadas. No se entiende que pretende vender. Al principio abrió con spots en tono oscuro que no supieron dar la imagen de despertar o amanecer que se pretendía, seguramente el guión pretendía otra cosa pero el fondo negro y las palabras gigantes en blanco no le ayudaron en nada. Posteriormente se le cambió el peinado, los colores y se manejó el lema “Diferente” pero la diferencia no es contundente en un país que no acepta fácilmente las diferencias. En los actos públicos se le quita la tribuna pero en vez de verse fresca se le percibe incómoda, ya que ha estado prácticamente toda su carrera política utilizando una tribuna. Hoy Josefina le apuesta al “cuchi cuchi” y a rayarse la mano siendo ella la única que ataca directamente a los demás contrincantes. Totalmente extraviada.

Andrés Manuel López Obrador

Cambiante pero ha logrado convencer, su campaña comienza con un pésimo spot en donde él habla, se le ve cansado y con un espantoso traje que le hace parecer burócrata de los setentas, su acento tan escuchado daba miedo y no se le podía poner atención al mensaje, mismo que él ha querido que sea central, su objetivo es convencer a través de la palabra mas no de la imagen, no es raro que sea AMLO el que menos importancia le dé a su imagen, es un hombre auditivo y cerebral, mas no visual, sin embargo ha tenido “highlights” como el spot que en un collage de imágenes muestra la historia de México y termina con un mensaje de esperanza, la voz “en off” y la producción son impecables y emociona, es decir, menos AMLO le sirve a AMLO, mas AMLO le resta a AMLO. ¿Le funcionará? la moneda está en el aire…

Gabriel Quadri

Desastroza campaña cuyo mayor éxito ha sido el primer debate, que no fue producto de la misma sino de un acuerdo entre partidos. Una serie de spots que habían sido ideados como un “rally” o un recorrido por la nación y que pretenía ridiculizar o caricaturizar a los “políticos de siempre” dándole un toque ciudadano, como si lo ciudadano fuera lo mal hecho, tal vez el único mérito del candidato sea decir lo que sabe y que lo sabe muy bien, sin embargo es muy fácil hablar cuando se tiene todo perdido, lo recuperable es ganancia.

Lo importante es votar, en lo personal no creo en el voto nulo, creo que un sistema de partidos,mientras exista, debe funcionar, yo votaré el 2 de julio cruzando la mejor opción que, a mi juicio, sea para México.

Y debo agregar…aun no decido.

Anuncios