La condición humana, tan cambiante, permite a los hombres y mujeres que se dedican al mercadeo de las voluntades llegar a extremos asombrosos de paranoia y de aberrante percepción de su propio entorno, fatalidad humana la que hace que los seres actúen con instinto de supervivencia, haciendo a un lado lo moral, lo ético, dejando por los suelos la elemental caridad, el corazón, la amistad… para los hombres que son gusanos dejan de existir o nunca lo han hecho, van por la vida caminando pretendiendo pisar a los demás, hacer de ellos una pila humana que les permita ascender en la escala social, política o económica, a pesar de descender en la moral, en el amor, en la amistad, se ven a si mismos y se engañan, se convencen de su postura y creen que a esta vida se viene solo para ganar a través de la ley del mas fuerte, este mundo no es de sueños ni de ideales se dicen y dejan, matan y mutilan a los sueños, a las verdaderas y genuinas razones por las que estamos aquí, tal vez la única razón verdadera… para vivir la vida plenamente en sociedad, ayudandonos y ayudando a los demás, conviviendo con la gente que nos rodea y tal vez aspirar a mejorar las cosas para bien.
 
Hombres y mujeres como esos son los culpables del descrédito de la política, de la labor social, de la función pública, hombres y mujeres que creen en el quid pro quo como única herramienta de negociación, que practican el intercambio de fabores como traficantes de servicios y de almas…
 
La vida es muy interesante y definitivamente se aprende mucho mas en ella que en cualquier escuela, se aprende que, a pesar de todo, hay todavía romanticos soñadores que aun hacen poesía, que hacen el amor, que comparten su palabra y su amistad, QUE NO DUDAN de la fe, la lealtad ni la honradez… la estupidez supina es común en todas las cabezas y todas las cabezas se contaminan, el dolor el fatal, pero la MISERIA DEL ALMA lo es aun mas…. ES LA FATALIDAD DEL DIA A DIA DE LOS QUE AQUI ESTAMOS AUN JUGANDO A PRACTICAR ESE DEPORTE SIN REGLAS APARENTES QUE ES LA VIDA…
 
PD: Gracias por tus comentarios Amigo, me obligas a escribir por tu interés en este espacio, empiezo cansado pero termino muy confortado, aprecio mucho tus percepciones, las encuentro interesantes y prudentes, pero sobretodo amistosas e inteligentes…
Anuncios